Feeds RSS
Feeds RSS

miércoles, 2 de junio de 2010

La torta de Bodas


La ceremonia del matrimonio está rodeada de gestos, ritos y adornos que buscan enmarcar el momento solemne cuando los novios pronuncian sus votos realizando así la entrega mutua que constituye la materia y forma del sacramento del matrimonio.

El significado del pastel de bodas conlleva el espíritu de compartir, tanto entre la pareja de recién casados como por parte de ellos hacia sus familiares y amigos. Es un momento esperado porque también es una tradición que proviene de muchos años antes que según dicen nació en la antigua Roma y continuó extendiéndose y mutando su estilo a través de los países y los años.
Si de creencias y tradiciones hablamos, una que se consideraba importante era el instante del corte del pastel. Se decía que ninguna novia sería dichosa a menos que sea ella quien fuera la primera en cortarlo y debía hacerlo con la espada de su marido. En ese instante ella pediría un deseo y el novio debía poner la mano sobre la de ella como señal de deseo para acompañarla por siempre en la buena fortuna.
En la antigua Grecia se preparaba un pastel relleno de semillas de ajonjolí, porque pensaban que traía prosperidad y fertilidad a los futuros esposos.

Luego en la antigua Roma era tradición en las bodas romper un pan sobre la cabeza de la novia como símbolo de fertilidad, representada por el trigo. Las migas que se desprendían de este pan eran recogidas de inmediato por los invitados como augurio de buena suerte y luego se las comían.

Esta tradición continuó y evolucionó y en el Siglo XVII en Inglaterra en lugar de pan, se empezó a elaborar pequeñas tartas a base de agua, sal y harina a las que con el tiempo se les fue agregando frutas, frutos secos, etc. Los invitados llevaban estas tortas como obsequio y las apilaban formando una pirámide. La costumbre indicaba que los recién casados debían besarse sobre esta torre de tortas y finalmente repartir porciones.


A mediados del Siglo XVII, dada la inestabilidad de la torre de tortas que siempre se terminaba cayendo, se optó por hacer una sola torta de gran tamaño. Fue un proceso histórico donde el primero en realizar esta nueva torta fue un pastelero francés durante el reinado de Carlos II. Se trataba de una torta de varios pisos hecha a base de bizcocho.

El ritual de convidar y compartir un trozo de pastel sigue estando presente y está relacionado con el querer brindar y transmitir buena suerte a los amigos de los novios. Por eso los invitados que no quieran comer la torta en la fiesta pueden llevarla a su casa así como también es una buena costumbre acercar una porción a los que no pudieron asistir.

Una costumbre curiosa en Inglaterra, que hoy se sigue realizando, era arrojar por la ventana un plato con torta. Si el plato se rompía, significaba que la novia sería feliz junto a su esposo.

La torta de bodas tiene un lugar muy importante en la celebración. En la decoración, generalmente se la coloca en una mesa especial. Luego del brindis y el oportuno beso frente a la torta, los novios cortan juntos la primera porción y la comparten el uno con el otro. En Inglaterra es costumbre guardar este primer trozo y congelarlo para después compartirlo en la celebración del nacimiento del primer hijo.

Por otro lado, existía la costumbre de esconder un anillo dentro de la torta, la tradición decía que la felicidad recaería en aquel invitado que lo encontrara. En Argentina se suelen poner en la torta cintas con dijes y un anillo. Todas las amigas solteras de la novia tiran de las cintas y dice la tradición que quien saca el anillo será la próxima en casarse. Pero actualmente algunas novias no utilizan esta tradición.


Algunas bodas utilizan dos tortas, uno para la novia y uno para el novio. En algún tiempo, las porciones de las tortas de boda del novio fueron enviadas a casa con los invitados y a las muchachas solteras se les dijo que si se dormían con un pedazo de la torta bajo su almohada, se casarían con el hombre de sus sueños.

Las tortas de bodas no terminan en la recepción. Muchas parejas planean salvar una parte, a menudo un pequeño trozo del nivel superior, para compartir en su primer aniversario de bodas. Otros deciden mantener una parte de sus pasteles de boda para el bautizo de su primer hijo.

La torta proporciona una excelente forma de agregar goce a una boda. Atractiva, imaginativa y, a menudo, divertida, puede ser justamente lo que una torta de boda con sus sabores le brinde a sus invitados. También sirven como una manera ideal para dar las gracias a los invitados por compartir su día de la boda con usted.

0 comentarios:

Publicar un comentario